Las causas de un mundo asimétrico

February 29, 2016
Las causas de un mundo asimétrico

A todos nos gusta la historia de un pobre desvalido que supera toda una batería de obstáculos imposibles pese a que nadie diera un duro por él. Puede que sea por esto que ha perdurado tanto la historia de David y Goliat: un luchador enclenque que convierte su debilidad en una ventaja para acabar con su oponente gigante.

Es interesante ver el giro que ha dado esta historia en estos últimos años. El conocido pensador Malcolm Gladwell ha señalado una serie de equívocos en la leyenda, desde los poderes exagerados de Goliat hasta los defectos de David. Es fácil ver las similitudes entre esta lucha bíblica y el estado actual de los negocios.

El mundo de los negocios siempre se ha caracterizado por el desequilibrio y la desigualdad, aunque puede que no del modo que pensáis. Como dijo Pat Gelsinger en su charla en VMworld 2015, “La gente está cambiando las reglas del juego. Empresas recién creadas con nada que perder acogen los nuevos modelos y estas son las que están atacando y amenazando a las empresas asentadas.”

Aunque este haya sido siempre un gran negocio que se beneficiaba de un mundo empresarial asimétrico, el creciente ritmo del cambio –en expectativas de los clientes, demandas tecnológicas internas y las limitaciones del tiempo que se tarda en lanzar al mercado los productos- ha supuesto que sean ahora las empresas pequeñas las que van ganando terreno. La agilidad y flexibilidad son los elementos esenciales del éxito. Las grandes empresas soportan el peso de la tecnología heredada o procesos obsoletos frente a empresas más pequeñas que pueden ajustar su modelo empresarial a la demanda y por tanto se encuentran en una situación ideal.

Ahora esperamos que David venza a Goliat.

Pero este no ha sido siempre el caso. ¿Cuándo pasó a ser un mercado dominado por las empresas de reciente constitución? A continuación expongo unos factores clave que han contribuido al mundo asimétrico de hoy en día:

Un lugar de trabajo cada vez más dinámico:

El trabajo ya no es un mero lugar físico, sino es lo que uno hace. Nuestra relación con la oficina ha cambiado. Los equipos son cada vez más globales y los empleados, aunque pasan menos tiempo en la oficina, son más productivos que nunca, al poder trabajar remotamente desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo.

Las empresas que pueden reconocer esto y satisfacer las demandas de los empleados de más libertad en el lugar de trabajo podrán recoger el fruto de sus esfuerzos.

Diversidad demográfica de la plantilla:

Ahora tenemos más diversidad demográfica que nunca en nuestras empresas. Desde los baby boomers, pasando por las generaciones X e Y, hasta los millennials, las empresas deben atender las necesidades de toda la plantilla a la vez que les orientan para mejorar sus habilidades tecnológicas en los casos que haga falta.

Aunque a los millenials se les ha elogiado durante los últimos años como la fuerza modernizadora que remodela la plantilla, es importante reconocer que no es por su fecha de nacimiento, sino por su actitud hacia TI. Se debería animar a los empleados de cualquier edad a que desarrollen nuevas capacidades digitales para ayudar a promover la agilidad e innovación por toda la empresa. De hecho, nuestro estudio reveló que los empleados disfrutan aprendiendo nuevas habilidades digitales y descubriendo formas de trabajar que potencien su productividad en la empresa. Tanto es así que casi dos tercios (64%) están dispuestos a dedicar su tiempo libre a lograrlo.

Flujos de ingresos impredecibles:

Si las empresas como Uber, AirBnB o Netflix nos han enseñado algo es que los flujos de ingresos pueden abrirse o interrumpirse en cualquier momento. Esto dificulta mucho más la planificación y la inversión. Mantenerse a la cabeza de la competencia exige un enfoque flexible para el negocio dado que las empresas deben lanzar nuevos servicios al mercado cuanto antes y alterar su estrategia siempre que haga falta.

La relación menguante entre los requisitos de inversión y la presencia en el mercado:

Las reglas del éxito cambian y ganar en un mercado nuevo depende ahora de mucho más que de tener los pies en un territorio determinado. La informática en la nube ha simplificado el reto de instalar una infraestructura de TI en nuevos territorios, lo que significa que las empresas pueden ahora crecer y expandirse con una inversión muy inferior a antes. Lo mismo pasa con llevar nuevos productos, servicios o unidades de negocio al mercado. La era móvil de TI implica que las empresas pueden abrir nuevas oportunidades de ingresos con más facilidad.

Necesidades cambiantes de los clientes:

Para seguir el ritmo del mundo fluido de hoy en día, los clientes recurren a sus dispositivos móviles para terminar las tareas estén donde estén. Quieren tener la libertad de hacer las cosas por sí mismos y esperan que las empresas con las que trabajan les den esta posibilidad. Si no podéis estar a la altura, vais a perder oportunidades de venta y corréis el riesgo de que vuestros rivales os ganen terreno.


 
Related Posts
 

Recientemente hemos charlado con el vicepresidente de canal …

Read More

El mayor evento del mundo para la industria …

Read More

VMware, en colaboración con Workday, Dell Technologies, Pivotal, …

Read More

La segunda entrega de nuestras predicciones para 2017, …

Read More

 
 
Blog Archive