A vueltas con multicloud…

June 27, 2018
A vueltas con multicloud…

 Moisés Navarro, Business Solutions Strategist para VMware Iberia

En una entrada reciente de este blog ya hicimos un primer repaso al panorama multicloud, donde pusimos foco en el servicio desarrollado conjuntamente por AWS y VMware, servicio que acaba de añadir nuevo nodo en Europa (en esta ocasión Frankfurt).

Además, recientemente vimos cómo IDC publicaba unos datos sobre adopción multicloud en Europa que anima a seguir trabajando en esta línea; en concreto, a finales de 2017 IDC indicaba que más del 90% de las organizaciones en Europa trabajará bajo un modelo multicloud en 2020, y que 2/3 de esas organizaciones declaran no sentirse preparadas para afrontar con control ese modelo multicloud.

Sin duda motivo para redoblar esfuerzos en gestión multicloud, donde ya anticipábamos que esa gestión se afronta desde múltiples prismas: la contribución de las CMPs (cloud management platforms), con vRealize Suite como ejemplo; las plataformas de infraestructura compatibles tanto en centros del cliente como centros hiperescalables de proveedores cloud (como es el ejemplo de VMware Cloud on AWS); y las consolas de gestión multicloud que abordaremos ahora y que, en el caso de VMware, se recoge en los VMware Cloud Services.

Como primera conclusión de calado, y aunque pueda parecer una obviedad, todavía queda mucho por hacer y mucho por cubrir en cuanto a gestión multicloud. Pese a quien pese, mantengo la convicción de que la industria TI todavía no ha desarrollado eso que hemos llegado a llamar single pane of glass o consola única… diría que esa carencia aplica para cualquier otro entorno, pero claramente es el caso de un escenario multicloud. Esto se debe, al menos, a dos motivos: 1) nubes hay muchas… ¿se pueden gestionar todas – todas… ¡todas! – con una única consola?; y 2) ¿ se puede cubrir de manera centralizada todo el espectro de gestión de cada una de esas nubes, con las múltiples características con las que hay que lidiar por servicio y proveedor?

Reitero que puede parecer una obviedad, pero prefiero insistir, dejar este punto claro, y construir sobre él, porque con el mismo ímpetu que digo que no existe una consola única para gestión multicloud, también digo que ya hoy se puede abordar una gestión multicloud que aporta mucho valor a las organizaciones.

Dado el escenario planteado de múltiples nubes con muchos servicios por nube y muuuuchas características de servicio a gestionar por cada servicio, ya ocurre que los equipos de proyecto que trabajan con cargas desplegadas en nubes públicas hacen uso de las capacidades de gestión que de manera nativa ofrece los proveedores cloud. Ya sean líneas de comando, APIs, consolas propias del proveedor… esos equipos de proyecto harán uso de esas capacidades nativas para extraer el máximo provecho a una gestión cotidiana y de grano fino sobre sus cargas.

Creo que podemos estar de acuerdo en que esta situación no es la ideal ya que implica formar a nuestros equipos en las capacidades de gestión de todos y cada uno de los proveedores cloud con los que operamos (y cada servicio que consumamos… con sus múltiples característica de servicio). También vemos que no es sencillo y directo aplicar un modelo homogéneo de gestión (cada equipo gestionará cada carga en cada nube en base a las capacidades ofrecidas por el proveedor cloud). No es lo ideal, pero es lo más viable y efectivo en este momento si queremos abordar muchas nubes y abordar esa gestión de grano fino.

Por tanto, los equipos de proyecto gestionan con capacidades nativas del proveedor cloud; ¿quién más dentro de la organización juega su papel en cuanto gestión en entornos multicloud? Pues, además de esos equipos de proyecto, sin duda los CIO, CTO, CFO, CISO, Responsables de Cumplimiento, Responsables de Aplicaciones también juegan su rol.

Esas figuras transversales y sus equipos también son responsables de las cargas desplegadas en nubes públicas, aunque su caso de uso es muy diferente al de los equipos de proyecto, y justamente ese caso de uso encaja mucho mejor en lo que la industria ofrece a día de hoy para gestión multicloud.

Imaginemos un CFO que quiere saber cuánto se está gastando su organización en nube pública y cuánto se va a gastar en los próximos meses. Sí, podría ir preguntando jefe de proyecto por jefe de proyecto “¿cuánto te has gastado y cuánto te vas a gastar de aquí a fin de año?”. Podría… pero seguramente el sufrido jefe de proyecto se las vería y desearía para saber cuánto lleva gastado (venga, pensemos que puede recabar datos sobre facturas previas…, pero… ¡¡¡¿¿¿gastos a futuro???!!!). La de tiempo y sudores que le llevará hacer cábalas y hojas de cálculo (multipliquemos por cada jefe de proyecto, por cada carga de trabajo en nube pública).

¿Y si un motor que trabajara con los principales proveedores de cloud permitiera al CFO o su equipo hacer esas queries, obtener datos, y no interferir en el día a día de los equipos de proyecto? Mucho mejor, sin duda.

Imaginemos que por necesidades de negocio se quiere habilitar o denegar un puerto o un protocolo… ¡en todas las cargas desplegadas por esa organización en diferentes nubes públicas! Pues, una vez más, el CISO tiene dos opciones: ir jefe de proyecto por jefe de proyecto explicando el cambio, pidiendo el cambio, y auditando el cambio… o hacer uso de un motor de gestión multicloud, realizar directamente los cambios decididos, y comunicar el cambio en un solo paso a todos los jefes de proyecto.

¡Sigamos imaginando! Imaginemos un Responsable de Cumplimiento que, tras cambio en normativa regulatoria, debe acometer el cifrado de datos que previamente había desplegado en nubes públicas y que en su momento no eran objeto de ser cifrados. ¡Ay! Veamos… ir jefe de proyecto por jefe de proyecto explicando el cambio, pidiendo el cambio, asumiendo que en muchos casos recibirá indicación del jefe de proyecto de que no sabe cómo cifrar en esa nube pública y/o que requiere autorización para sufragar servicios y/o tecnología para ello, consiguiendo por tanto esas aprobaciones de gasto, ejecutando posteriormente el cambio, para entonces auditar cambio… y darse cuenta de que en el largo tiempo que ha transcurrido ha sido auditado y se han identificado situaciones fuera de norma… ¡Ay!

Ah, eso, o un motor de gestión multicloud.

Llegado el final de este artículo, recordemos: todavía queda muuucho por hacer en gestión multicloud, pero ya hay muuuuuucho que podemos hacer hoy y que, como he tratado de compartir aquí, nos aporta mucho valor hoy.

Nos hemos centrado en el ‘quién’, que tenía su intríngulis, para el ‘qué’ os invito a echar un vistazo a estos tipos de servicios de gestión multicloud.

¡En futuro post, los comentaremos!


 
Related Posts
 

 Moisés Navarro, Business Solutions Strategist para VMware Iberia

Read More

Firma invitada: Moisés Navarro, Principal Business Solutions Strategist …

Read More

Firma invitada: Seb Fitzjohn ,EMEA Director, Global System …

Read More

Laurent Allard, Vicepresidente de OVH, habla sobre su colaboración con …

Read More

 
 
Blog Archive